Las Mujeres Pastoras Y Los Mas Papistas Que El Papa



Una exposición bíblica que demuestra que las mujeres también están llamadas al liderazgo y para los papistas que se pueden escandalizar o pretendan hacer discusión del tema me permito aclarar dos cosas:
1.    No es interés polemizar así que mejor apliquemos la Escritura “desechad lo malo y retened lo bueno” y
2.    En cuanto a la utilización de una figura católica en el título, es porque creo que ello define exactamente lo que deseo expresar: "ser más papista que el papa" se usa en castellano para referirse a quien manifiesta más preocupación o celo por un asunto que la persona directamente interesada o afectada, pretendiendo a veces ser más dogmático y rígido que el entendido en una materia.

Alguien podría preguntarme: ¿Me puede mostrar un solo lugar en el Nuevo Testamento donde dice que una mujer fue pastor? A lo cual podría contestarle: Si, pero muéstreme un lugar en la biblia donde un hombre alguna vez fue un pastor… y no podría darme un solo ejemplo.

Hay un proceso de interpretar un texto de tal manera que el lector introduce sus ideas generalmente de manera subjetiva (Eiségesis) o sea leer algo “en” el texto que no está allí y encontramos la exégesis que significa “Sacar” un extracto de lo que está ahí.

Es muy fácil y frecuente el practicar la eiségesis y leer la Biblia con nuestros propios prejuicios, suposiciones y tradiciones. La Iglesia es culpable de eiségesis en muchas áreas, incluyendo el desarrollo de la doctrina con respecto a la mujer y su rol en la Iglesia. Un examen exegético honesto de los pasajes correspondientes, nos pueden revelar una visión muy diferente.

·         Pastoras en el Nuevo Testamento

Hay muchas citas de mujeres líderes en el Nuevo Testamento, algunas obviamente trabajaban en roles pastorales de supervisión. Pablo menciona dos de estos pastores mujeres en Romanos 16 y menciona una mujer apóstol:

Febe, ¿una mujer Pastora?... si.   
En Romanos 16:1 Pablo alaba en la iglesia de Roma a la hermana Febe, que era una sierva de la iglesia en Cencrea. Pablo se refiere a Febe como una sierva, usando la palabra griega diakonos, que, en su forma verbal, se traduce ministro y es usada la misma palabra en otros veintitrés textos del Nuevo Testamento. Por ejemplo, en Efesios 3:7, Pablo dice que se convirtió en un ministro (diakonos) por la gracia de Dios.  

Febe, por lo tanto, era un ministro, probablemente un pastor, de la iglesia en Cencrea. Esto se ve confirmado por el vs. 2, donde Pablo se refiere a ella como un ayudante de muchos y mío también. La palabra griega traducida como ayudador en este versículo es la palabra protostates que significa uno que distribuye, gobernar, supervisar, presidir, proteger y cuidar. Cuando este pasaje se examina más allá de nuestras tradiciones y suposiciones prejuiciales, la evidencia es que Febe trabajo en lo que hoy sería un ministerio pastoral.

Priscila, ¿una mujer Pastora?... si.
En los versículos 3…5 del mismo capítulo, Pablo se refiere a Priscila y Aquila en la iglesia que está en la casa de ambos. Ellos se mencionan siempre juntos en la Escritura lo que indica que trabajaban y ministraron juntos como un equipo de marido y mujer. Lo anterior lo confirma Hechos 18:26 donde juntos Priscila y Aquila llevaron a Apolos a un lado y ambos le explicaron el camino de Dios con mayor precisión. En el griego, Priscila siempre se menciona primero y si Pablo invierte la manera cultural aceptada en ese tiempo de mencionar al marido primero, es porque evidentemente quería hacer sentir su papel de liderazgo. Muchos comentaristas concluyen que Priscila se menciona en primer lugar porque ella era la que estaba espiritualmente dotada y era la líder de la iglesia que se reunía en su casa. De nuevo, la evidencia es que Priscila trabajo como un pastor.

Junias, Una Mujer Apóstol
En el versículo 7 del mismo capítulo, Pablo envía saludos a Andrónico y Junias los cuales eran muy estimados entre los apóstoles. Junias es un nombre femenino y por lo que tenemos aquí una mujer que es reconocida por Pablo como apóstol. Y si una mujer puede ser un apóstol, ¿no puede también ser un pastor?


Algunos ya estarán listos a la pelea y se dirán ¿Qué pasa con 1 Timoteo 2:11…12, otros se preguntan: ¿Qué pasa con las advertencias de Pablo en I Corintios 14:34 y 1 Timoteo 2:12 que las mujeres estén en silencio?

Por motivo de espacio, vamos a tomar 1 Timoteo 2:11…12 que muchos consideran como la declaración más clara de la Biblia contra las mujeres que trabajan en el liderazgo. Dice: “La mujer debe aprender con serenidad, con toda sumisión. No permito que la mujer enseñe al hombre y ejerza autoridad sobre él; debe mantenerse ecuánime” NVI. A primera vista y fuera de contexto, este pasaje parece bastante claro en su restricción con respecto a las mujeres. Pero el panorama es diferente si tenemos en cuenta cuatro hechos exegéticos simples:
a)    En primer lugar, la carta de 1 Timoteo fue escrita para un individuo, no a una iglesia. Por tanto, es entendible que las cosas escritas en la carta están relacionadas con la situación de la persona, es decir, Timoteo, para quien fue escrita. Esta es una carta “personal”.
b)    En segundo lugar, en 1:3 aclara el motivo de esta carta a Timoteo. No se trata de establecer un sistema universal de orden en la iglesia. Es para animar y darle instrucciones mientras se ocupa de una falsa enseñanza que está circulando entre los cristianos de Éfeso, donde se encuentra. Para ello es necesario usar bien la palabra de verdad (2 Timoteo 2:15). Pablo pasaba emitiendo edictos universales para todas las iglesias de todo tiempo y lugar. Él se ocupa de cuestiones singulares relacionados con Timoteo y la iglesia en Éfeso.
c)    Que Pablo se dirige a una situación única en Éfeso se corrobora por el hecho de que la palabra “autoridad” en 2:12 es una traducción de la palabra griega authentein que sólo se encuentra aquí, en todo el Nuevo Testamento. Si Pablo está aquí dando un edicto universal de orden de la iglesia, ¿por qué no utilizar la palabra normal para la autoridad, exousia, que él y todos los otros escritores del Nuevo Testamento usan? y ¿por qué usar aquí una palabra que ni él ni ningún otro escritor del Nuevo Testamento usa nunca, una palabra que se refiere a alguien que dice ser el autor o creador de algo?... La respuesta clara es que Pablo está aquí tratando con una única situación que existe en Éfeso. Si Pablo hubiera dado una regla universal para el orden de la iglesia en este pasaje, habría utilizado la palabra común del Nuevo Testamento que se significa “autoridad”.
d)    En cuarto lugar, este punto de vista se ve confirmado por el hecho de que hay un cambio del plural al singular y luego de vuelta al plural en este pasaje. En los vers. 9…10 de capitulo 2, Pablo se refiere a “las mujeres” en plural. Pero cuando se trata de la advertencia restrictiva de vers. 11…12, cambia al singular y se refiere a “una mujer”. Después, en vers. 15, regresa de nuevo para el plural. Esto puede indicar que, al escribir este pasaje, Pablo tenía a una mujer en particular en mente, que era la principal responsable de la difusión de la falsa enseñanza en Éfeso. Sea como fuere, Pablo, en este pasaje, esta, obviamente, abordando una situación única, que sucedía en la ciudad de Éfeso.

Entonces, ¿quién dice que las mujeres no pueden ser pastores? sí no lo dice Jesús, no lo dice Pablo Y mucho menos el Nuevo Testamento.     

Creo firmemente que el ministerio de “pastor mujer” debe estar sujeto siempre a Dios y al marido. No creo en ministerios de pastores o apóstoles femeninos “llaneros solitarios” en los cuales la mujer tenga total autoridad y control como cabeza espiritual, si no es junto a su marido que es la cabeza del hogar y el ministerio. El llamado de Dios no da autoridad a una mujer sobre su marido, si no un profundo amor para un trabajo específico que Dios demanda. El orden de Dios debe siempre privar en el hogar y en el ministerio.  

Ya es tiempo de avanzar en nuestros conceptos, usos y costumbres muchas veces creados por falsas interpretaciones o por doctrinas de hombres.