Visión Como Iglesia

Pastor Saúl Guevara, de Iglesia el Renuevo, El Salvador.

"Donde no hay visión, el pueblo muere":...¿Tienes una visión dada por el Señor?...¿Te sientes como "muriendo"?...encuentra tu lugar correcto en "el Cuerpo"!   

“Porque así como el cuerpo es uno y tiene muchos miembros, pero todos los miembros del cuerpo, siendo muchos, son un solo cuerpo... “ 1 Cor.12:12



Para poder tener un cuerpo completo y saludable, todos los miembros tienen que funcionar en unidad y armonía, todos siguiendo la "visión" de la cabeza. Esto es verdad tanto para todo el Cuerpo de Cristo como para sus "miembros", o ministerios locales. Para poder tener esta unidad y cooperación necesitamos una visión clara del Señor, nuestra Cabeza.



En Prov.29:18 se nos dice: "Donde no hay visión, el pueblo perece: pero el que guarda la ley, es bienaventurado". Esto significa que la gente hace sus propias cosas, teniendo como meta su propio éxito, en lugar de las metas de Dios.



Se encuentra un ejemplo de esto en Hageo 1:1-8. El Señor le pide a su gente: "Es para vosotros tiempo, para vosotros, de habitar en vuestras casas artesonadas, y esta casa está desierta?" El le está indicando al pueblo porqué las bendiciones que esperaban no llegaban. Porque cada uno está realizando su propio pequeño ministerio y vida como una prioridad, en vez de las de El! Dios espera que Su gente "le sirva de común consentimiento”. Sof.3:9.



Aquí hay otro ejemplo:

La visión que Dios le dio a Noé. El debía construir un arca en la cual los justos y todos los animales serían salvos. (Gen. 6:15) Una tarea realmente importante ahora, Noé tenía la visión, pero sus hijos, Sem, Cam y Jafet, cada uno tenía su propio éxito personal por el cual preocuparse. Y ¿si Noé estaba equivocado? Supón que ellos no colaborarían con "su visión" pero hubieran decidido hacer sus propias pequeñas arcas. No solo el trabajo en la verdadera arca se atrasaría, pero a pesar que ellos estaban construyendo "arcas", ellos estarían saliéndose de la propósito de Dios el cual era que todos trabajaran juntos para poder llevar a cabo el trabajo efectivamente.



Rom. 15:5-6 nos dice: "os dé entre vosotros un mismo sentir según Cristo Jesús (y Su visión para nosotros); para que unánimes, a una voz, glorifiquéis al Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo”.



Otra ejemplo es la visión dada a Moisés de construir un tabernáculo para el Señor. (Ex. 25:8-9.) Otras personas fueron llamadas al lado de Moisés para trabajar juntos en el mismo proyecto. (Ex. 31:1-3) Cada uno tenía que trabajar de acuerdo a la visión que Moisés tuvo por el Señor, no sus propias ideas. Cada uno de ellos tenían diferentes dones, talentos, y destrezas que deberían funcionar juntos dentro de la visión para poder cumplir la orden de Dios.





La Iglesia Cristiana el Renuevo,

Tiene Una Visión



La Iglesia Cristiana el Renuevo, tiene una visión, una tarea que cumplir. Todos aquellos a quienes Dios ha unido y los nuevos que ungirá en este equipo, están conscientes de ello, y ponen todo su esfuerzo para poder llenar esa visión Esto significa que tenemos que sacrificar nuestras propias metas en la vida, nuestras propias ambiciones, y nuestro propio éxito, para poder complacer al Señor. Esto, y solamente esto, traerá una visión completa y satisfacción en nuestras vidas personales.



Dios le ha dado a la Iglesia Cristiana el Renuevo mucha gente, llamada por Dios, para utilizar sus destrezas, talentos y sus ambiciones para llevar a cabo la visión.



Espiritualmente, del Espíritu Santo hemos recibido palabra que seremos refugio para el fortalecimiento de ovejas abusadas, débiles, perniquebradas, enfermas, descarriadas, perdidas, de todas aquellas sobre las que se han enseñoreado con dureza y violencia.



Para lo anterior, recibimos como fundamento la palabra:



¨       " No os acordéis de las cosas pasadas, ni traigáis a memoria las cosas antiguas. He aquí que yo hago cosa nueva; pronto saldrá a luz; ¿no la conoceréis? Otra vez abriré camino en el desierto, y ríos en la soledad." (Isaías 43:18..19)



¨       "Porque yo derramaré aguas sobre el sequedal, y ríos sobre la tierra árida; mi Espíritu derramaré sobre tu generación, y mi bendición sobre tus renuevos. (Isaías 44:3)



En lo material tenemos el construir  centros que serán conocidos por todos. Muchos ministros de tiempo completo serán levantados y enviados. Miles de personas oirán las Buenas Nuevas de la salvación a través de Jesús en nuestros  templos.





Iglesia Cristiana el Renuevo

Respaldo Bíblico De La Visión De La Iglesia



ISAIAS, Capítulo 61

61:1 El Espíritu de Jehová el Señor está sobre mí, porque me ungió Jehová; me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la cárcel;  61:2 a proclamar el año de la buena voluntad de Jehová, y el día de venganza del Dios nuestro; a consolar a todos los enlutados; 61:3 a ordenar que a los afligidos de Sión se les dé gloria en lugar de ceniza, óleo de gozo en lugar de luto, manto de alegría en lugar del espíritu angustiado; y serán llamados árboles de justicia, plantío de Jehová, para gloria suya.  61:4 Reedificarán las ruinas antiguas, y levantarán los asolamientos primeros, y restaurarán las ciudades arruinadas, los escombros de muchas generaciones.  61:5 Y extranjeros apacentarán vuestras ovejas, y los extraños serán vuestros labradores y vuestros viñadores.  61:6 Y vosotros seréis llamados sacerdotes de Jehová, ministros de nuestro Dios seréis llamados; comeréis las riquezas de las naciones, y con su gloria seréis sublimes.  61:7 En lugar de vuestra doble confusión y de vuestra deshonra, os alabarán en sus heredades; por lo cual en sus tierras poseerán doble honra, y tendrán perpetuo gozo.  61:8 Porque yo Jehová soy amante del derecho, aborrecedor del latrocinio para holocausto; por tanto, afirmaré en verdad su obra, y haré con ellos pacto perpetuo.  61:9 Y la descendencia de ellos será conocida entre las naciones, y sus renuevos en medio de los pueblos; todos los que los vieren, reconocerán que son linaje bendito de Jehová. 61:10 En gran manera me gozaré en Jehová, mi alma se alegrará en mi Dios; porque me vistió con vestiduras de salvación, me rodeó de manto de justicia, como a novio me atavió, y como a novia adornada con sus joyas. 61:11 Porque como la tierra produce su renuevo, y como el huerto hace brotar su semilla, así Jehová el Señor hará brotar justicia y alabanza delante de todas las naciones. 



ISAIAS, Capítulo 62

62:1 Por amor de Sión no callaré, y por amor de Jerusalén no descansaré, hasta que salga como resplandor su justicia, y su salvación se encienda como una antorcha.  62:2 Entonces verán las gentes tu justicia, y todos los reyes tu gloria; y te será puesto un nombre nuevo, que la boca de Jehová nombrará.  62:3 Y serás corona de gloria en la mano de Jehová, y diadema de reino en la mano del Dios tuyo.  62:4 Nunca más te llamarán Desamparada, ni tu tierra se dirá más Desolada; sino que serás llamada Hefzi-bá, y tu tierra, Beula; porque el amor de Jehová estará en ti, y tu tierra será desposada.  62:5 Pues como el joven se desposa con la virgen, se desposarán contigo tus hijos; y como el gozo del esposo con la esposa, así se gozará contigo el Dios tuyo.  62:6 Sobre tus muros, oh Jerusalén, he puesto guardas; todo el día y toda la noche no callarán jamás. Los que os acordáis de Jehová, no reposéis,  62:7 ni le deis tregua, hasta que restablezca a Jerusalén, y la ponga por alabanza en la tierra.  62:8 Juró Jehová por su mano derecha, y por su poderoso brazo: Que jamás daré tu trigo por comida a tus enemigos, ni beberán los extraños el vino que es fruto de tu trabajo;  62:9 sino que los que lo cosechan lo comerán, y alabarán a Jehová; y los que lo vendimian, lo beberán en los atrios de mi santuario.  62:10 Pasad, pasad por las puertas; barred el camino al pueblo; allanad, allanad la calzada, quitad las piedras, alzad pendón a los pueblos.  62:11 He aquí que Jehová hizo oír hasta lo último de la tierra: Decid a la hija de Sión: He aquí viene tu Salvador; he aquí su recompensa con él, y delante de él su obra. 62:12 Y les llamarán Pueblo Santo, Redimidos de Jehová; y a ti te llamarán Ciudad Deseada, no desamparada.