Presentación de niños en la iglesia cristiana

Quisiera clarificar algunos conceptos:



La presentación de niños al Señor se origina en nuestras raíces judeocristianas. Es una tradición muy antigua que no tiene nada que ver con la salvación del niño, ni con el bautizo.



Una tradición antigua Los papas de Jesús la cumplieron.



Cumplidos los ocho días para circuncidar al niño, le pusieron por nombre Jesús, el cual le había sido puesto por el ángel antes que fuera concebido.22 Cuando se cumplieron los días de la purificación de ellos conforme a la Ley de Moisés, lo trajeron a Jerusalén para presentarlo al Señor23 (como está escrito en la Ley del Señor: "Todo varón que abra la matriz será llamado santo al Señor"),24 y para ofrecer conforme a lo que se dice en la Ley del Señor: "Un par de tórtolas o dos palominos". (Lucas 2:21..24) 



La redención del primogénito. Según la ley (Éxodo 13:2), todo primogénito varón, o macho en el caso del ganado, estaba consagrado al Señor. Esta ley puede ser el reconocimiento del poder misericordioso de Dios que es el que da la vida, o tal vez sea el equivalente de la ley de otros pueblos que sacrificaban a los hijos primogénitos a sus dioses. No cabe duda de que, si se hubiera cumplido literalmente, habría desbaratado la vida. Por eso había una ceremonia que se llamaba la Redención del Primogénito (Números 18:16 ), y que consistía en pagar cinco siclos para, como si dijéramos, que los padres pudieran seguir teniendo a su hijo. La ceremonia incluía volver a comprar "redimir", el niño de Dios mediante una ofrenda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada