Levántate, Dios Se Acuerda De Ti

Hay períodos en la vida que pareciera que nunca van a terminar, momentos difíciles que parecieran que son eternos, pero realmente no lo son.

Y es que cuando estamos pasando por momentos difíciles, experiencias dolorosas o simplemente desiertos de la vida, pensamos que jamás terminaran, que estarán allí para siempre y que toda la vida seremos victimas de ellos.

Pero realmente no es así, en esta tierra nada, nada es para siempre. Esos momentos de enfermedad difícil pasaran, ese estado de ánimo que no te deja dormir tendrá que terminar, ese mal sabor de boca que te dejo esa mala experiencia un día acabara. Todo lo que en este momento piensas que jamás terminara, tiene que terminar.

He pasado por momentos como esos, momentos en los que siento como que fueran eternos, en las que no vemos una y las que vemos siempre son en contra. He llegado a pensar que toda mi vida iba a ser así, pero cuando veo hacia atrás me doy cuenta que lo que en aquel momento para mí era eterno, realmente no lo fue y lo que vino después, siempre fue mejor. Por eso creo férreamente que Dios siempre tiene algo mejor para mi.

Quizá tu estas pasando un momento de esos, una etapa que crees que será el final de lo que a tu vida acontecerá, quizá la dureza o crueldad del momento te ha hecho creer que eso será para siempre, pero aun cuando tu mente se rehúse a creer lo contrario, déjame decirte que no será para siempre, que las cosas van a cambiar, que algo nuevo va a suceder y esta ves será bueno.

Posiblemente estés cansado de escuchar lo mismo, quizá últimamente te lo han repetido varias veces, pero lo que ahora Dios quiere que sepas y no solo que sepas, sino que entiendas y reflexiones en eso, es que: Eso También Va A Pasar, no será para siempre.

¡Anímate!, dentro de un corto tiempo volverás a ver hacia atrás y te darás cuenta que lo que ahora es un desierto interminable, era nada mas una pequeña isla comparado a la bendición que Dios tenia para ti.

Si yo tuviera que pasar por lo mismo otra vez, pasaría, porque sé que después me espera algo mucho mejor y que esas etapas de mi vida, esos desiertos, esas etapas de anonimato y todo lo duro y cruel que he tenido que pasar, solo fueron una escuela para mi carácter, para mi vida y mi relación personal con Dios y que después de ello, Dios me dio la capacidad de comprender muchas cosas, que de no vivirlas por mí mismo, no pudiera ayudar a otros con esas situaciones de la forma que El quería que lo hiciera.

Ahora después de sentir ese toque sutil de Dios, soy cada día un hombre nuevo, ¿con problemas?... claro que con problemas, pero ahora se que Dios se acuerda de mi, no importa tan grade sea el desierto.

Es algo así como si la maravillosa mano de Dios, se levantase en el cielo de mi desierto y me regalase el agua tan esperada

Te animo a que te levantes, a que sonrías, a que vivas cada día por fe, teniendo tus ojos puestos no en lo que estás viviendo en este momento, sino en lo que Dios tiene más adelante para ti. No veas lo gris del panorama, sino ve al Señor con sus brochas y sus pinturas de colores, a punto de comenzar a pintar y crear el mejor panorama que podías tener, porque sin duda Dios es muy detallista y jamás se ha olvidado de ti.

Así que Arriba, No te detengas, No te des por vencido, No te rindas, No sueltes lo que Dios te dio, No mires atrás, No te creas incapaz de salir de esta, Dios hará cosas maravillosas en ti... ¿Sabes por qué?, porque: ¡Dios se acuerda de ti!

A veces nos preguntamos por qué las personas que son buenas sufren tanto y los malos no reciben su castigo.

Llegamos en ocasiones a sentirnos olvidados por Dios. Pero es importante que entendamos que el silencio de Dios no significa que él se haya apartado de nuestro lado, de hecho es cuando más cerca está de cada uno de nosotros.

El salmo 73 lo escribió Asaf y en él se puede ver la incógnita que tenía, las preguntas que surgían. Pero también expresa la fidelidad de Dios cuando dice que él estuvo a punto de caer, que poco le faltó para que resbalara. La causa para que estuviera a punto de caer fue que sintió envidia de los arrogantes al ver la aparente prosperidad de los malvados. Como parecía que ellos no tenían problemas y encima estaban bien de salud. Mientras Asaf se sentía afanado, sus enemigos parecían estar sin afanes, ni preocupaciones.

Pero revisemos lo que Asaf explica en el versículo 16 y 17 del salmo 73: "Cuando traté de comprender todo esto, me resultó una carga insoportable, hasta que entré en el santuario de Dios; allí comprendí cuál será el destino de los malvados".

¡Cuántas veces nos hemos sentido como Asaf! Con una carga insoportable porque no logramos entender nada de lo qué nos está pasando.

Cuando Asaf entró al santuario, allí se estableció la diferencia, allí encontró consuelo, allí entendió que aunque momentáneamente estaba pasando por pruebas y por cosas que le parecían injustas, al final de todo, los malvados obtendrían el pago por sus actos.

Cuando Usted, logra vaciar su corazón sincero delante de Dios, expresa su molestia, sus quejas y tristezas. Cuando logra entrar en la presencia de Dios toda la visión y perspectiva cambian. Porque "en su presencia hay plenitud de gozo, delicias a su diestra para siempre".

El mejor lugar donde puedes acudir el día de hoy y siempre es a la presencia de Dios.

Acércate en oración para que veas como sientes su ayuda, protección y fortaleza.

Cuéntale todo lo que estás sintiendo con sinceridad y confianza porque él es tu padre y tu amigo. Esto no quiere decir que las cosas cambiaran de la noche a la mañana o por arte de magia, pero sentirás esa paz de Dios que sobrepasa todo entendimiento.

Entonces podrás terminar con palabras similares a las que Asaf termino ese salmo: "para mí el bien es estar cerca de Dios. He hecho del Señor Soberano mi refugio para contar todas sus obras". ¡No te Rindas, La Ayuda Viene en Camino!

Ahora bien, permíteme ser insistente, se que tienes problemas (todos los tenemos), pero ¿estas utilizando todas tus fuerzas para salir de ellos?

Hace días leí algo, que ahora quiero utilizar como ilustración:
Cuentan que había un niño que tenia días de estar queriendo mover una roca, empujaba y empujaba... y nada sucedía.
- Por otro lado su padre solo lo observaba y observaba.
- Y el niño empujaba y empujaba.. Se las ideaba de una forma y nada, buscaba de otra forma y nada, por mas que hiciera nada sucedía.
- Un día el padre que se acordaba siempre de verlo le pregunta: ¿Estas utilizando todas tus fuerzas disponibles?
- Si, le contesta el niño. Ya hice todo lo que pude... ya use todas mis fuerzas...
- No, le contesta el padre, no estas utilizando todas tus fuerzas.
- ¿Cómo que no? Le responde el niño, solo yo se los sobre esfuerzos que he realizado.
- Pues no estas utilizando todas tus fuerzas disponibles. –Le contesta el padre... porque no me has pedido ayuda a mí.

Amado lector, Dios se acuerda siempre de ti, no importa lo que estés pasando, Él esta ahí, a tu lado, El esta observándote... en estos momentos El, te mira y es todo oído a ti... ¿por qué no le pides su ayuda? Recuerda... Dios se acuerda siempre de ti.
Amen.

No se Olvide, si quiere que oremos por Ud. Escribanos y díganos el motivo y con gusto lo llevaremos en oración Pastores, Saúl y Silvia Guevara
E-mail: igelrenuevo@hotmail.com o igelrenuevo@gmail.com

3 comentarios:

  1. me siento muy mal cada trabjo que tengo desde el 2012 me sale mal muy mal
    estuve trabajando con un call center de cliente español me toco renunciar a la fuerza porque primero por pasarme un mintos del break otro por tipificar mal en el aplicativo entonces me dijeron que hasta y llegaba mi cintrato
    luego entre a otro call pero la capacitacitacion no la pase;ahora estoy en un bufet de abogados cobrando a una entidad financiera y la embarre porque ofreci unos descuentos muy altos a unos clientes el caso es que me terminaron el contrto y para finalizar hace poco me robaron SERA QUE SI EXISTO PARA DIOS O SOY IMVESIBLE NOSE QUE HACER ESTOY DESESPERADA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Estas utilizando toda tu sabiduria disponible para buscar y ejecutar tus trabajos? Porque para Dios nada es invisible, pero nosotros con nuestros procederes buscamos o no la presencia de Dios. Tu misiva denota en el fondo enojo, pero bueno es buscar las cosas con la presencia y ayuda de Dios. Te recomiendo invita a Dios a estar y caminar contigo, consulta con El, tus planes y veras que las cosas cambian. Oraremos por este caso y desde ya declaramos en el nombre de Jesus que todo lo puedes en Cristo que te fortalece.

      Eliminar
  2. Como hijos de Dios debemos tener una relación constante con el, Dios contesta unas cosas muy pronto y otras mas lento, ya se que cuando estas en el mero asunto o problema se te hace interminable el tiempo, pero bendito sea Dios, bendito sea el.

    ResponderEliminar